Defensa de la Cultura Valenciana. De Lo Regne de Valencia

Clasificació de les Llengues Romanç que deriven de la rompuda propia d`Llatí

Escrito por salvadorcaurin 13-03-2012 en General. Comentarios (2)

 

Frederick Diez: Profesor Alemán en Filología e Historía, Catedrático de la Universidad de Giessen y de la Universidad de Bonn, en 1876. Reconocido mundialmente como el Padre de la Romanística y creador de la Gramática Comparada. Fue el primero en aplicar un método histórico al estudio de las lenguas románicas. Autor de los estudios sobre literatura provenzal (la poesía de los trovadores, obra publicada en 1826; Vida y obra de los trovadores, publicada en 1829), autor de la Gramática de las lenguas románicas, 1836, Gramatica comparada, publicada en 1838 y autor del Diccionario etimológico de las lenguas románicas 1853. Este autor fue reconocido internacionalmente como el más grande Romanistico de la Historia Románica de los últimos tiempos. Este autor en el año 1836 escribe su gran obra, el estudio comparativo de las lenguas Románicas, Grammaire des Langues Romaniques.

Según el Catedrático y Profesor Ferderick Diez comenta que en la rotura del Latín nacen las lenguas romances. Estas lenguas son habladas y escritas, con diccionario y  gramática propia, con literarios que la escriben y con un siglo de Oro literario gracias a las obras escritas. 

El formato hablado en un pueblo es categorizado como lengua solo cuando obtiene su siglo de Oro Literario. Este siglo de Oro es lo que categoriza una lengua.

Según el Catedratico y Profesor Alemán Frederick Diez todos a quellos formatos hablados que carecen de siglo de Oro literario son clasificados como dialectos, y los dialectos son la degradación de una lengua.

Frederick Diez, afirma rotundamente que, el Siglo de Oro Literario es la premisa que caracteriza a que una lengua sea considerada Filológica, Histórica y Literariamente una Lengua. Aquellos formatos hablados que carecen de siglo de Oro Literario no son más que dialectos. Teniendo en cuenta que, de las Lenguas Romances o Románicas, nacen unos formatos hablados de baja categoría lingüística, estos formatos son hablados pero no escritos ya que las gentes que las hablan son de baja clase media por lo tanto analfabetas, por lo que carecen de literatura. Estos formatos hablados son  denominados dialectos, que según este autor son la degradación de la Lengua.

    Frederick Diez, en el año 1842 publica la primera edición de su Gramática de las Lenguas Románicas en la que expone su clasificación de seis Lenguas fundamentales por su importancia literaria, nacidas del rompimiento directo del Latín:

•    Dos al Este: Italiano y Rumano.
•    Dos al Sur-oeste: Español y Portugués.
•    Dos al Nor-oeste: Francés y Occitano o Valenciano, del que deriva un dialecto directo, el Provenzal.

Como podemos comprobar en esta clasificación del profesor Frederick Diez, no se deja ningún sitio especial al catalán, el cual es asignado al dominio del Provenzal y no es considerada lengua Romance neolatina ni independiente, si no que un dialecto más del Provenzal, teniendo en cuenta que es esta fecha el catalán existe en estado latente como estado de fraccionamiento dialectal. Recordemos que Cataluña hasta el año 1906 fue un mosaico de dialectos derivados del provenzal.

Frederick Diez, en el año 1854, publica su Diccionario Etimológico de las Lenguas Románicas. En este estudio Histórico comparativo de las Lenguas Románicas, el profesor Frederick Diez reafirma y demuestra científicamente su conclusión de que la Lengua Valenciana y el Occitano eran la misma Lengua. Y llega a dicha conclusión tras el estudio exaustivo y comparativo de la gramatica comparada y de las obras de los clásicos del Siglo de Oro Valenciano:
 
Pere Pascual, Jaume Roig, Ausias March, Fray Joaquin Millán Rubio, Arnaldo de Vilanova, Vicente Ferrer, Bonifacio Ferrer, Joanot Martorell, Joan Esteve, Jaime March, Sor Isabel de Villena, aume Roig de Corella, Jordi de Sant Jordi, Bernat Fenollar, Luis de Fenollar, Luis despuig, Benardi Valmanya, Jaume Gassull, francisco Pérez Bayer, Joan  Escriva, Francisco Corroz Pardo de la Costa, Onofre Esquerdo, Martin de Viciana, Andres Ferrer, Hipolito Samper, Padre Luis Fullana Mira, Menendez Pidal, etc.
 
Tras el estudio exaustivo de estos autores el Profesor Frederich Diez describe en su obra que sin posibilidad de error y científicamente demostrado, que la lengua Valenciana es, por categoría histórica, la primera de las Lenguas Románicas que posee un Siglo de Oro de Literatua, con su pleno standard, sus gramáticas y diccionarios y con su autonomía léxica, fonética, morfosintáctica y semántica propias, es por eso que, cuando se habla de la Lengua Occitana o Occitano, en realidad, se está hablando de la Lengua Valenciana.

Gerhard Rohlfs: Lingüista y Romanista Alemán, en 1926 Catedrático de Filología Románica en la Universidad de Tubinga, alumno de Frederick Diez, defiende el mismo criterio científico que su profesor, que hablar de la Lengua Occitana es hablar de la Lengua Valenciana. La gran mayoría de sus trabajos de investigación, plasmados en numerosas publicaciones, se refieren principalmente a los dialectos italianos y a la historia de las lenguas románicas, así como de las lenguas de origen no románico.

Bibliografia:

Padre de la Romanística y creador de la Gramática Comparada, filólogo alemán Frederick Diez: “el Provenzal se extiende particularmente en Cataluña”
("Grammaire des Langues Romaniques”. Paris. 1874. p. 3) “Alvernés, gascón, PROVENZAL, languedociano son dialectos romances”.

El Filólogo suizo-alemán Meyer Lübcke: “el catalán., que no es más que un dialecto del PROVENZAL” (Grammaire des Langues Romanes".  Paris.1890. pág. 13).

Filólogo J.Mª Guinot (Castellón): "prenent com a base per a tota Catalunya la modalitat llingüística de Barcelona, dialecte barceloní, el més impur de tots” (“Qüestions de Llengua”. Real Academia. Cultura Valenciana.  Serie Filológica.1990).

F. Juanto, Filólogo de la Universidad se la Sorbona (Paris): “fue la imposición política del dialecto barceloní del químico Prompeu i Fabra, traido desde Bilbao por el déspota Prat de la Riba (1911)", (“Faltas ortográficas catalanas” LP.19.06.1997).
 
 
 
 
 
 
http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/1.5.jpg 
 
 

 
 
 
 
http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/1.3.jpg 

 

 http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/Andros.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/AngelesCastello.jpg 

 

 

 

 

 http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/Region.jpg

http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/LgVal.jpg 

 

 

 

http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/1.6.jpg 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/18.jpg 

 

 

 

 

 

 

http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/biblia.jpg 

 

 

 



 http://salvadorcaurin.blogspot.es/img/1.2.jpg

LOS PRIMEROS TESTIMONIOS DEL ROMANCE ARABIGO VALENCIANO

Escrito por salvadorcaurin 31-05-2011 en General. Comentarios (1)

LOS PRIMEROS TESTIMONIOS DEL ROMANCE ARABIGO VALENCIANO

 

Según los estudios de los Profesores Don Leopoldo Penyarroya y Don José Vicente Gómez Bayarri, académicos de número de la Real Academia de la Cultura Valenciana, ellos comentan que encontramos los primeros balbuceos de Romance Valenciano en las Jarchas al principio del milenio, por ejemplo las del señor de Murviedro datadas en el 1085, las de Ibn Al-Dani de Denia o las fechadas en el 1121 de Ibn Rudaym de Bocairente. 

Diversas fuentes confirman los datos aportados por los profesores Penyarroya y Gómez. Como es el caso del Historiador Aguado Blaye el cual afirma en sus textos: 

“Los mozárabes emplearon el latín en sus libros y escritos; pero en el uso diario hablaban una lengua romance que no se escribía pero que era de uso general en los siglos IX y X, no solo entre mozárabes y judíos, sino entre musulmanes de todas las clases sociales.”

Pero sin duda alguna, uno de los testimonios más clarificadores fue el de Ibn Sida, gran filólogo, escritor y traductor del Árabe, del Griego y del Hebreo al Latín, muerto en Denia en el 1066, este escritor y filólogo con gran reconocimiento en todo Al-Andalus, nos dejo plasmado en un par de frases la situación lingüística de su época en el siglo XI, en el Reino Valenciano;

“¿Com no he de fer-les yo els erros - si escric en temps tan alluntats de quant l´arap es parlava en purea – i tenint que conviure familiarmente en persones que parlen romanç?.

Según el Catedratic y Profesor Reinhart Dozy, el Rey árabe Ibn-Mardanis, conocido como el Rey Lobo, no desmentía su origen cristiano, sino que gustaba vestirse como los cristianos, sus vecinos; usaba las mismas armas, aparejaba los caballos del mismo modo y gustaba hablar y escribir su lengua, y fue nombrado en 1147 Rey de Valencia.  Existe documentación de este monarca en la Universidad del Cairo escrita en romance valenciano.

Bibliografía:

 

Rodericus Ximenius de Rada, De rebus Hispaniae, textos medievales escritos en Romance Valenciano, Et Valentiana Llengua, publicados en Valencia en 1968 168 manuscritos.

 

Manuscrito de Al-Bayan Al-Mugrib, escrito en Romance Valenciano Medieval, en el cual explica la salida de los Almorávides del desierto y del Reinado de Yûsuf-Ben Tasfin. Publicado por el institut de estudios musulmanes de Paris en 1959.   

 

Manuscritos en Romance Valenciano escritos por el Cadí de Valencia Ibn-Yahhaf quien fue quemado vivo por el Cid, publicados en el Instituto de Estudios Islamicos de Madrid en 1963.

 

LA FORMACIÓN DEL ROMANCE

Escrito por salvadorcaurin 31-05-2011 en General. Comentarios (0)

LA FORMACIÓN DEL ROMANCE

La formación de las lenguas Románicas o Romanç a parece con la invasión de los ejércitos del imperio Romano en los primeros siglos de nuestre era cuando este latín se fracmenta con la lengua vernacula ya existente dando lugar al latin vulgar o romanç. Este romanç se remarca durante la época de la dominación árabe en España. De hecho, son los mismos autores árabes los que apuntan esta tesis. Como es el caso del célebre poeta, escritor, medico y traductor árabe Ibu-Albathar, él afirma claramente que:

Los mozárabes, o sea los cristianos viejos, conservan su lengua sin interrupcion alguna.”

Los demás escritores árabes se expresan en similares términos a este respecto. Por otra parte, hay aún hoy muchos documentos, escritos en romanç, de los siglos IX, X, XI y XII que hablan de contratos, ventas, etc. efectuadas entre cristianos y entre moros al igual que entre los propios cristianos, y que nos recuerdan también la permanencia de templos cristianos o mozárabes, de obispos y sacerdotes encargados del culto católico. Y sobre todo, hay constancia de la correspondencia de los cristianos que vivían bajo el poder musulmán, sujetos a sus leyes con los cristianos libres del norte de España y de la Galia gótica, con los que se mantenia una muy buena realción comercial.

i que la llengua parlada pels moçaraps era coneguda per lo nom de Al-Romía o llengua Romana.”

Por lo tanto, durante la dominación árabe, tanto los cristianos libres como los mozárabes y los muladíes, o sea, los cristianos renegados, continuaban hablando lo romanç al igual que en Francia, Italia, Tirol, Rumanía, etc. Pero, como era de esperar y de forma natural, en cada una de estas regiones se fue aclimatando la lengua, adoptando diferentes matices y giros lingüísticos, variando la pronunciación y la grafía de las palabras, y de ahí las diferencias dialectales, cada día más marcadas, que han llevado a la perfecta distincion de la lengua de todas esas regiones.

Por lo tonato la lenguas Románicas o Romanç no son todas la misma lengua aunque todas son i deriban del Latín.   

 

Bibliografía:

 

Emilio Garcia Gomez, Poemas arábigoandaluces, en Colección Austral, númeo 162 (Madrid 1943), paginas 33 y 34.

 

IBN IDARI, AL Bayân Al- Mugrib. Nuevos fragmentos Almorávides y Almohades, textos escritos en Romance Valenciano. Textos Medievales, Valencia 1963, 492 páginas.

 

Ambrosio Huici Miranda traduce al Castellano una serie de 800 páginas de  textos escritos en Romance Valenciano, publicados en Valencia en 1964.

Declaraciones del Catedrático Antonio Ubieto Arteta

Escrito por salvadorcaurin 31-05-2011 en General. Comentarios (1)

           Declaraciones hechas por el Catedrático en Historia Medieval

                                     Antonio Ubieto Arteta

 

Declaraciones hechas según el Catedrático en Historia Medieval  Antonio Ubieto Arteta, en el Reino Moro de Valencia no hubo conquista alguna, sino que naturalmente un pacto, se consigna en las Capitulaciones de Ruzafa. Los cristianos se asentaron en el Puig y practicaban la política de destrucción de cosechas, intimidación por hambre. Según la mentalidad musulmana no se podía rendir una ciudad sin lucha, aunque todos sabían perfectamente que una ciudad con esas defensas era inexpugnable. El Rey moro pacta con don Jaime y envía emisarios a pedir ayuda al Islam, emisarios que don Jaime se compromete a ayudar y proteger, y hay un plazo de tres meses. Si en este tiempo el Islam enviara ayuda a Valencia, entonces se concertarían el día y la hora de la batalla. Se trataba de una auténtica campaña entre caballeros y el que ganase sería el dueño de Valencia. Solo contesta a la llamada el Rey de Túnez, que envió una escuadra que fondeó en el Grao, pero que no intervino para nada. Desde el punto de vista del Rey moro de Valencia, había sido el Islam, y no él, quien rendía la ciudad, y firmó las Capitulaciones de Ruzafa, por las que se comprometía a desalojar la ciudad en ocho días y don Jaime le ayudaría hasta llegar a territorio musulmán y solo podrían llevarse lo que pudieran transportar personalmente. Resulta que muchas personas metían sus pertenencias en unos grandes pañuelos (joyas, comida, etc.) y es muy posible que parta de ahí la tradición del regalo en el pañuelo en la fiesta de San Dionís.

 

En el Reino moro de Valencia no hubo expulsión alguna, en la firma de las Capitulaciones de Ruzafa se respetaron a los habitantes, sus constumbres y por supuesto su religión. Prueba de ello que el propio Rey Moro Zaiyan-Abu-Zeit se convirtió al Cristianismo y paso a ser basallo del rey Jaime I.

 

Se está entrando y saliendo de Valencia a partir de la tarde del 29 de septiembre. El 9 de octubre fue la solemnidad, pero a partir del 29 de septiembre ya no tenía importancia entrar o salir de Valencia, por que Valencia era ya una ciudad abierta.

 

¿Por que don Jaime creó un nuevo reino y no anexionó valencia a sus tierras, como era el uso?

 

Jaime I era un hombre culturalmente muy limitado, se ha dicho que no sabía leer ni escribir, estaba en una situación financiera lamentable, fue devaluando la moneda hasta tener dos partes de plata de cada doce; carecía de visión política, con decir que a Blasco de Alagón, en 1226, le dio todo lo que pudiera conquistar en tierra de moros, ya es bastante; se encontraba con una Ciudad burguesa en el buen sentido, rica y comercial, que ya era un Reino, y quiso que siguiera siéndolo, además tenga en cuenta que a la conquista de Valencia Jaime de Aragón fue bajo pena de excomunión.

 

¿Obligado a conquistar Valencia?

 

De alguna manera y analizando la época se trata de una obligación muy dura. Jaime I apreso y encerró al Obispo de Zaragoza y el Papa Gregorio IX lo excomulgó. Cuando, enfermo, solicitó auxilios espirituales al Papa le contesto que se los daría bajo dos condiciones: que pusiera en libertad al Obispo y que conquistara Valencia.

 

¿Era realmente tan inculto el Rey Jaime?

 

Sí, parece que si, siempre tuvo el gran complejo de inferioridad de no haber nacido en Huesca, donde era tradición que dieran a luz las reinas de la Corona de Aragón. Gatea en Monpellier, comienza su formación en Monzón, entre templarios y habla diversas lenguas, pero ninguna bien. Tenga en cuenta que convenía que el Rey fuese lo más bruto posible, de esa manera su camarilla de nobles y clérigos podían mangonear a sus anchas.

 

Si don Jaime no tenía dinero. ¿De donde salió el dinero para la conquista de Valencia?

 

Cuando las Cortes de Monzón aprobaron la cruzada contra Valencia no se devaluó la moneda, pero se aprobó la concesión al Rey de un maravedí de oro por familia; la iglesia también intervino, directamente con dinero, o indirectamente, con la remisión de los pecados y el levantamiento de las bulas de excomunión. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de la burguesía “catalana” Barcelona  estaba excomulgada por negociar con el Islam, de   acuerdo, con el acuerdo de Letran, y se levantaba este castigo terrible a los que interviniesen en la cruzada contra Valencia, de todas maneras fueron muy pocos catalanes a la conquista de Valencia.

 

Además se daba una casa y dos yuntas por peón y dos casas y cuatro yuntas por caballero y las gentes que arañaban tierras yermas vieron su salvación en las huertas de Valencia.

 

¿Que se hablaba en Valencia cuando entro el rey don Jaime?

 

El valenciano, entonces un romance que fue el precursor inmediato de la lengua valenciana. En la Crónica de Jaime I se recogía el testimonio de los que hablaban al Rey en su idioma, pues bien, en la edición de 1926 viene en letra cursiva el testimonio de unos vecinos de Peñíscola, naturalmente en Valenciano, en las siguientes ediciones, se ha suprimido la cursiva.

 

¿Como se dio la legitimación del Reino de Valencia?

 

Si Valencia tenía fueros, tenía moneda y tenía Cortes, ¿que le faltaba? Lo que si que resulta bastante bochornoso es que ya no se llame a Valencia Reino y se le denomine Comunidad, porque no existe ni un solo documento en que no se le llame Reino de Valencia. En Aragón esa tradición aún se mantiene viva, aquí dicen que van al Reino al referirse a

Valencia. Cuando uno se llama Pepe, se llama Pepe hasta que se muere, lo demás no es serio.

 

¿Cuales fueron los criterios básicos del “Repartiment”?

 

El Rey ofreció unas tierras, unas casas, luego las concedió a los que habían intervenido. En la conquista de Valencia esto esta muy claro en un riguroso estudio de la profesora Cabanes, el cincuenta y uno por cien eran aragoneses, el resto hay que dividirlo entre navarros, castellanos, catalanes y gentes de la Provenza.

 

¿Que proporción hubo de catalanes en la conquista de Valencia?

 

Es muy difícil estimarla, quizás entre cero coma tanto por ciento, maximo 1,2%.

 

Aunque esto no es de su especialidad, ¿que puede decirnos de la lengua de los Valencianos?

 

Esa cuestión está tan clara que no tiene discusión. Aquí viene una masa de población que, insisto, no llega al cinco por ciento. De ese cinco, más de un cincuenta son aragoneses, y la minoría son catalanes. Ya comprenderá que un cero coma tanto por ciento de catalanes no pueden traer un idioma. Esto, por un lado. Esto significa que el idioma es muy anterior a la conquista de Jaime I. He encontrado una serie de textos sobre como se habla Valenciano en Valencia en el siglo XI. Pero es que hace cosa de quince días, he recibido el más sorprendente de todos los trabajos, hecho por un gallego catedrático de la Universidad compostelana donde se estudia una carta escrita por una de Denia a doña Almudis, Condesa de Barcelona. La carta está escrita en latín. Díaz y Díaz, el latinista a escala universal más prestigioso que tenemos es España, llega a la conclusión de que el señor que escribe esta carta en Denia hacia el año 1060 es alguien que está pensando en romance, que no sabe una palabra en absoluto de religión cristiana y que por tanto llamarle mozárabe a este hombre que es musulmán, es absurdo. He aquí un texto más de alguien que se expresa en romance, en Valenciano, en la Denia de la decimoprimera centuria.

  

¿Que grado de receptibilidad o de simbiosis se da entre conquistadores y conquistados?

 

Total, el trabajo histórico ha de desarrollarse pensando en el tiempo en que se dieron los hechos y teniendo en cuenta el pensamiento y mentalidad de la época. No había ciertamente una delimitación drástica o esquemática entre los moros y los cristianos, hay que hacer constar que hubo moros en las tropas del Rey don Jaime y que lucharon por la conquista de Valencia, lo mismo que hubo prohombre llamados de la Cristiandad que pusieron su espada al servicio de los Reyes moros. Hay que dejar claro que los historiadores catalanes siempre han tenido el complejo de inferioridad de que nunca han sido un Reino y no existe un solo documento en el que se hable de que Jaime I hubiera querido crear un reino de Cataluña, lo de las señas de identidad es a partir de la Renaixença. Que quede bien claro que la actual Cataluña en la época del Rey Jaime I no existia, tan solo solo existía la Marca Hispánica que eran unos marquesados aragoneses y condados feudatarios de los Reyes Francos. Le voy a dar un dato: en la batalla de Panisars, los catalanes morían frente a los franceses con el grito de ¡Arago! ¡Arago!.

 

Se han estudiado mucho por parte de los historiadores catalanes los sellos pendientes de Ramón Berenger IV y se publicaron en la obra de Segarra tratando de demostrar que se empleaban las barras. Pero no encontraron unos sellos en los feudos de Poblet, en el Archivo Nacional, en donde las barras terminaban en unas escamas en forma de ángulo, es decir, no se usaban las barras, los sellos publicados habían sido falsificados, así como suena, se les habían raspado esas escamas en forma de ángulo que demuestran que no eran las barras. Yo no puedo pensar como se puede llegar a esos extremos para demostrar lo que no tiene demostración, porque la historia debe basarse en pruebas documentales y si no aparecen hay que investigar, pensar, profundizar, lo que no debe hacerse nunca es manipular la historia para tratar de demostrar lo que no se puede demostrar con un mínimo de rigor, por que entonces se cae en el ridículo y en el desprestigio.

 

Tras la Capitulación de Ruzafa del Reino Moro Valenciano (Mamlaka Balansiya), por el Rey Zaiyan y el Rey Jaime I de Aragón. El Rey Jaime I de Aragón creó los Fueros del Nuevo Reino Cristiano, estos Fueros se originaron con respecto a las costumbres valencianas del Reino moro, (els costums valencianes), estas costumbres eran una serie de normas de vida común y de ordenación de la ciudad de valencia y de su Reino que ya se mantenían durante el periodo del Reino moro. Y que el Rey Jaime I respeto, aunque en otras partes del Reino Valenciano se adoptaron las normas de los Fueros de Aragón. El Rey Jaime I de Aragón incorporó en el Reino Valenciano unas nuevas legislaciones a las ya existentes, no derogando las existentes como es el caso del tribunal romano consolidado por los musulmanes, como es el Tribunal de las Aguas de Valencia. Estas nuevas legislaciones fueron la configuración de los Jueces Civiles, Criminales y Militares, así como la Cambra dels Jurats de Valencia, (Cámara de los Jurados de Valencia), la creación de leyes propias para Valencia y su Reino. Esta creación de leyes propias para Valencia y su Reino supondría una oposición al poder de la nobleza Aragonesa que deseaba extender los fueros de Aragón en el Reino

Valenciano. El Rey Jaime I de Aragón otorga al Reino Valenciano una serie de privilegios:

 

·         El 21 de mayo de 1239 el Rey otorga el primer privilegio en el que se habla del “curia de Valencia”, en el que se le da un lugar para el Tribunal.

 

·         El 29 de diciembre de 1239 el Rey Jaime I concede a Valencia y su Reino el Tribunal de Justicia.

 

 

El Rey Jaime I de Aragón en el año 1251 es cuando a les “costums Valencianes” se les otorga el privilegio de Fueros, y ordenó que los Jueces se atuviesen a los Fueros. Durante diez años les “costums Valencianes” dependían de la únicamente de la voluntad del Rey, y por lo tanto podían ser revocadas solamente por él, la ciudad de Valencia y su Reino trataron de obtener la irrevocabilidad del derecho Valenciano (costums valencianes) por parte del Rey, por lo que se solicitó que el Rey jurase los citados Fueros. Esto sucedió finalmente el 7 de abril de 1261. Jaime I de Aragón juró en Valencia, ante las Cortes Valencianas los fueros del Reino Valenciano. Cuatro días más tarde promulgo un nuevo privilegio al Reino Valenciano, según el cual, todos los sucesores del monarca también tenían que jurarlos en Valencia antes de haber cumplido el mes de su Reinado. Esta supeditación del Rey Jaime I supuso la creación de la Constitución del Reino de Valencia como estado soberano e independiente, el texto de los Fueros se conservó en un registro redactado por el escribano del Rey Boronat de Penya.

 

Aceptación y extensión de los Fueros de Valencia

 

El juramento de los fueros por Jaime I y por todos los otros Reyes de la Corona de Aragón que después de él vinieron, obtuvo contraprestaciones económicas para la Corona del Reino de Valencia. El primer juramento de 1261 lo hizo el Rey a cambio de una asignación de 48.000 sueldos reunidos y donados por la Ciudad de Valencia, los sitios y villas de la Huerta de Valencia que pertenecían a clérigos y nobles, estas tierras fueron donados en las villas de Castellón de la Plana, Villafamés, Onda, Liria, Corbera, Cullera y Gandía. Es importante aclarar que estos fueros no fueron inicialmente los fueros de todo el Reino de Valencia. Es muy destacable la ausencia en las Cortes de 1261 de las villas Reales más importantes del reino en aquella época, como eran Morella, Burriana, Morverdre (Sagunto), Alcira y Játiva. Más concretamente, en el año 1263 los fueros aragoneses regían en Cirat, en Morella, en Vallibona, en Vinaroz, Boixar y Fredes, en Villanueva de Alcolea, la Mola Escabirosa, Coratxà, la Peña del Arañonal, en Castell de Cabres, Castellfort, Burriana, Benicarló, Almazora, Salsadella y Ludiente, Benasal, Albocácer, Catí, y Riu de Truites.

 

En 1263 los decretos de Lérida regían en Cálig, Cervera del Maestre, Rosell y San Mateo, Villafamés, Vinaroz y Cabanes. Y los decretos de Barcelona regían en Castell de Xivert, Montcada y Beniacaldim de Almenara. Como muestra de interés de Jaime I en los Fueros del Reino Valenciano, en 1270 Jaime I volvió a ordenar a los jueces que no se atuviesen a los decretos sino a los Fueros. En 1271 volvió a confirmar los Fueros del Reino Valenciano intentando dejar clara su voluntad de consolidación del nuevo régimen como estado soberano e independiente.

 

También a los que se adhiriesen a estos Fueros el Rey les perdonaría algunas deudas pendientes. Un hecho muy importante para la consolidación de los Fueros del Reino Valenciano fue el decreto que Pedro III, hijo de Jaime I jurara también los Fueros en 1277, en su coronación. Pero tuvo un impacto importante el hecho de que Pedro III fuese excomulgado por el Papa, hecho que apareja la potestad de los Reinos de romper el tributo de vasallaje. Eso fue aprovechado por Aragón, pero especialmente por Valencia, para reforzar sus Fueros y Privilegios. De hecho, a partir de 1283, en virtud del Privilegium Magnum, el Rey no podía imponer nuevos impuestos sin la aprobación de las Cortes Valencianas. Además, en Valencia le fue otorgada la potestad de nombrar Cónsules.

 

En el año 1283 el Rey Pedro III crea y autoriza la instalación del Consulado del Mar de Valencia, se escribió en Valencia, y en Romance Valenciano, es el Libro del Reglamento Marítimo, “El Consulta Del Mar”.

 

Este Organismo Oficial fue creado por privilegio del Rey Pedro III. Siendo este Reglamento Marítimo el primero y el más importante de todo el Reino de Aragón. Sesenta años después se crea el Reglamento Marítimo de Mallorca en 1.343. Sesenta y cuatro años después el de Barcelona en el año 1.347. Ochenta años después el de Tortosa en el año 1.363. Ciento dos años después el de Gerona en el año 1.385. Ciento cinco años después el de Perpiñan en el año 1.388. Por lo que fue el primero de España y de Europa.

 

Con el tiempo, a pesar de la oposición de parte de la nobleza a los Fueros de Valencia y ante el riesgo de que el resto del territorio se pudiesen aplicar los fueros de Aragón, la Corona del Reino Valenciano y las Cortes Valencianas fueron consolidando poco a poco los Fueros del Reino de Valencia, como normas para todo el territorio del Reino de Valencia. De hecho, en las Cortes Valencianas de 1329 fue cuando Burriana y Villarreal aceptaron los fueros de Valencia y se incorporaron a las Cortes Valencianas. Hasta aquel momento habían estado sometidas a los fueros aragoneses. Por lo tanto a partir de 1329 los Fueros del Reino de Valencia representaban a todo el Reino Valenciano y el Rey Jaime I volvió a ordenar a los jueces que no se atuviesen a los decretos sino a los Fueros. Las circustancias del Reino de Valencia obligaron a que se crearan ciertas características especiales en los Fueros. Debido al ajuste étnico de (Musulmanes Judíos y Cristianos), teniendo en cuenta los documentos Científicos y los estudios del Profesor, Historiador y Catedrático de temas Hispánicos, de la Universidad del Cairo, Hussein Mones, este prestigiosos Catedrático y Profesor ha demostrado documentalmente que, en el momento de la Capitulación del Reino Valenciano, vivían en el Reino de Valencia 120.000 musulmanes, 65.000 cristianos y 2.000 judíos. Esto dio lugar a problemas de estructuración jurídica. Esto, sumado a los intereses del Rey de restar poder a la nobleza feudal hizo que la nueva legislación Valenciana estableciese unas fórmulas predemocráticas, con una juridicidad romanista dentro de un poder Real prevalente. Esto contrastaba con las viejas estructuras feudales de los otros Reinos y Condados de la Corona. Estas características especiales consistían en que al contrario que en el Reino de Aragón, el Reino de Castilla y en el resto de la Península, los ciudadanos del Reino de Valencia estaban libres de arbitrariedad de los Señores Feudales. El ius soli se impuso sobre el ius sanguinis esto se realizó por primera vez en los Reinos de la Península.

 

Esta población estaba además en una fase de mutua adaptación étnica, tal como lo menciona Eiximenis (el poble ajusdadis). Esta adaptación étnica configuró poco a poco a que en la ciudad de Valencia se creara un régimen político urbano, de ciudad-estado, y fue creándose una ciudad mercantil, artesanal y mesocrática, comparable al de otras ciudades mediterráneas como Venecia, Génova, etc., que estaban también en efervescencia. Las facilidades económicas y comerciales atrajeron inmigrantes en busca de una mejor calidad de vida, y Valencia entró en una fase de expansión económica y cultural que le llevaría a un florecimiento Político, Literario y Artístico que le llevaría a obtener su Siglo de Oro Valenciano. Y este seria muy anterior al Siglo de Oro Español.

 

 

Los Fueros del Reino de Valencia establecieron también los límites del Reino, hasta 1304 delimitando por el tratado de Almizra de 1244, a la línea Biar-Busot y a partir de esa fecha, en virtud del tratado de Torrilla el cual incorporaría en el Reino Valenciano las poblaciones de Orihuela, Guardamar, Elche, Santa Pola y Novelda. Ampliando por todo el territorio del Reino Valenciano la aplicación de la Ley Valenciana que estipulaba además de sus Leyes, sobre la creación de su propia moneda, esta Ley creaba sus propias medidas, volúmenes y pesos sí como la redacción y datación unificada de los documentos públicos en su Lengua Oficial, la Lengua Valenciana. Recordemos aquí que históricamente la Corana de Aragón estaba formada por dos Reinos, el Reino de Aragón y el Reino de Valencia.

 

Por lo tanto en el Reinado de Pedro III el Grande, Rey de Aragón y de Valencia. Hijo de Jaime I de Aragón el Conquistador, desde su proclamación como heredero de la Corona de Aragón, es decir del Reino de Aragón y del Reino de Valencia, Pedro III pasó a desempeñar el cargo de Gobernador General de ambos Reinos, o sea, de la Corona de Aragón. Por lo tanto en esta época la actual Cataluña no existía.

 

Pedro III el Grande discrepaba lo suficiente de la política pacifica de su padre Jaime I el Conquistador, esto izo que se enfrentara a Francia por la conquista de Toulouse y de la Provenza, al fracasar en esta guerra tuvo que firmar el Tratado de Corbeil en 1258. Este tratado hace que ciertos Marquesados pasen a formar parte de feudatarios del Rey de Aragón. En 1271, a la muerte de Alfonso de Poitiers, Pedro intentó apoderarse por la fuerza del Condado de Toulouse de la Provenza y de la Marca Hispanica. Acto que le prohibió su padre Jaime I.

 

Los mayores enfrentamientos de Pedro III, tendrán su escenario en el Mediterráneo, y más concretamente en Sicilia. El fundamento de la intervención de Pedro III en tal área se halla en su matrimonio con Costanza, hija de Manfredo, y nieta de Federico II. Esta boda atrajo sobre el Reino de Aragón y Valencia fortuna, tesoros y problemas, todo en grandes proporciones. La dote de Constanza fue la genitrice dell´onore di Cecilia e d´Aragona. Se ha dicho que su padre Jaime I sólo veía en la boda las onzas de los Staufen, la dote se fijo en cien mil onzas de oro y piedras preciosas, pero la importancia de la misma ya no eran las onzas de oro, sino que suponía una alianza con la familia del último emperador Alemán y, por lo tanto, con los Gibelinos; dando la opción a frenar las aspiraciones imperiales de Alfonso X el Sabio, elegido Rey de Alemania en 1257; y finalmente se abría insospechadas puertas en el mediterráneo a los intereses comerciales de los Reinos Valenciano y Aragonés. Pero significaba también encontrar más el enfrentamiento con Francia y la Santa Sede. Ya que el Papa había desposeído a los Staufen del Reino de Sicilia y se lo entregó a Carlos de Anjou en 1263, quien derrotó a Manfredo en Benevento en 1266 y a su sobrino Conradino en Tagiacozzo en 1269. La ejecución de este último dejaba en manos de Costanza y de Pedro III de Aragón y Valencia los derechos dinásticos sobre Sicilia. Pero mientras tanto, en la iglesia se había instalado Carlos de Anjou, apoyado por el Pontificado y el partido güelfo.

 

En 1274, Pedro III de Aragón y Valencia aspiró a heredar el Reino de Navarra, a la muerte de Filipe I, basandose en los pactos de mutuo prohijamiento celebrados hacia 50 años atrás entre el Rey Jaime I y el Rey Sancho VII el Fuerte. Pero el infante Aragonés hubo de desistir ante la presión militar Francesa, por lo que el Reino de Navarra continuaba perteneciendo a la Corona de Francia.

 

Muerto Jaime I en 1276, Pedro III accedió al trono del Reino de Aragón y del Reino de Valencia, en medio de algunas novedades. Fue el primer Rey que se coronó solamente en Zaragoza y no quiso utilizar el Título de Rey hasta no recibir la Corona, posiblemente fuera para dejar bien claro que la corona no la recibía de la Santa Sede, como símbolo de Vasallaje. Este hecho hizo que Pedro III fuese excomulgado por el Papa, hecho que apareja la potestad de los Reinos de romper el tributo de vasallaje.

 

Los primeros años de su Reinado estuvo rodeado de una serie de conflictos con los nobles del Reino de Aragón y tras una serie de rebeliones de los musulmanes del Reino Valenciano, Pedro III otorga el privilegio de crear una institución militar de Milicianos en el Reino de Valencia, denominada la Unión del Reino Valenciano. La provisión de los milicianos o ciudadanos que configuran esta institución militar estará al cargo de los Jurados de lo Criminal y del Consejo General de la Ciudad del Reino de Valencia, esta institución militar de milicianos actuó con gran éxito en las campañas para sofocar las rebeliones de los musulmanes valencianos. Pero su gran empresa sería la conquista de Sicilia, de gran repercusión en el Reino Aragonés y el Reino Valenciano. En 1282, una embajada de sicilianos, enemigos de la dominación angevina, le ofrecieron el trono de Sicilia a Pedro III, fue entonces cuando decidió realizar la ocupación, empresa ésta que venía preparando, mediante alianzas con Castilla (vistas de Campillo, 1281), Portugal, Inglaterra e Imperio Bizantino.

 

En Aragón y Valencia tal preparación se tradujo en el aumento de la presión fiscal, con el fin de obtener dinero y vituallas destinados a la flota que se preparaba al efecto. Ésta partió del puerto de Valencia en junio de 1282, en medio del mayor secreto. Tocó la costa tunecina antes de poner rumbo a Sicilia. Pedro III desembarcó en Trápani (30-VIII-1282), ocupando rápidamente la isla. Carlos de Anjou se instaló en el sur de la Italia peninsular.

 

Pedro III el Grande obtuvo del Papa la excomunión, y la desposesión de sus Reinos (21-III-1283), que fueron entregados en febrero de 1284 a Carlos de Valois, hijo de Felipe III el Atrevido, Rey de Francia.

 

La empresa siciliana suscitó la oposición del Reino de Aragón: no sólo por la presión fiscal, que casi siempre se hacía en contra de los fueros del Reino de Aragón, sino también, y principalmente, porque era una empresa extraña a los intereses del Reino de Aragón, ya que se habia llevado a cabo principalmente con el respaldo y el ejercito del Reino Valenciano, además esta campaña era capaz de proporcionarle más daño que beneficio, sobre todo a causa de las implicaciones eclesiásticas, la Corona de Aragón fue puesta en entredicho internacionalmente. Este peligro se hizo patente cuando los franceses atacaron al Reino de Aragón desde Navarra. Los aragoneses reaccionaron contra la nobleza del Reino de Aragón, formando la Unión de Aragón, que se inició en Tarazona y se consumo en Zaragoza, en octubre de 1283. Una vez formada la Unión de Aragón, los aragoneses pidieron ayuda al Reino de Valencia, lo que hizo que la institución militar de milicianos creada por privilegio de Pedro III, la cual estaba al cargo de los Jurados de lo Criminal y del Consejo General de la Ciudad del Reino de Valencia, se uniera a la Unión de Aragón. La unión de estas dos Instituciones militares, formadas por un lado la, Unión de Aragón y la Institución militar de milicianos del Reino de Valencia, formaron la mayor representación militar de la Corona de Aragón que hasta entonces se había conocido, tanto por parte de las noblezas de ambos Reinos como de las ciudades, villas, pueblos y aldeas de todo el Reino de Aragón y de todo el Reino de Valencia. Estas dos instituciones militares se enfrentaron al Rey de Francia, Felipe III el Atrevido, este Rey se disponía en hacer efectivo el dominio otorgado a su hijo por el Papa sobre la Corona de Aragón y la Corona de Valencia. Ya que el Papa el 21 de marzo de 1283 excomulgó y desposeyó de sus Reinos a Pedro III el Grande, que fueron entregados por el Papa en febrero de 1284 a Carlos de Valois, hijo de Felipe III el Atrevido, Rey de Francia. Esto hizo que tanto el Reino de Aragón como el Reino de Valencia se unieran bajo el mando de Roger de Lauria Conde de Concentaina, con el fin de ayudar a su Rey Pedro III el Grande contra los Franceses. Estos tras duros enfrentamientos fueron derrotados, en el mar frente a las islas Formigues y en tierra, en el coll de Panisars, en 1285. Tras la sangrante derrota los Franceses tuvieron que abandonar Navarra, y la Marca Hispánica, que a partir de este momento pasaron a formar parte de la Corona de Aragón.

 

Dificilment podia existir catalunya en el Regnat de Jaume I el Conquistaor. Per lo tan si no existia difilment Catalunya podia dur algo a la conquista del Regne de Valencia per Jaume I el Conquistaor.

No es mes cego que aquell que no vol vore, ni mes sort que aquell que no vol sentir. Puix per a vore ulleres i per asentir orelles. 

 

La história, la cultura, la llengua de un poble no es deu de utilisar con argument ni com ha ferramenta política ni tampoc com a benefici personal i/o particular. 

 

El deure dels Historiadors i dels Filòlecs es el de defendre la história, la cultura i la llengua de un poble, siga la que siga, i no vendrels al millor postor. 

 

            Els Historiadors i els Filòlecs son ab deuen de ser Historiadors i Filòlecs no mercaders.

 

Els polítics deuen de fer política i dedicarse a la política en benefici del poble i per el poble, en fer política per a defendre la cultura, la història la llengua de un poble siga la que siga, i no combertirse en mercaders i tractants de la cultura, la història i la llengua de un poble en  benefici personal i/o particular. Ni la Cultura, la Historia i manco la Llengua de un poble, ni deu ni té que tindre color polític. La cultura, la histíroa i la llengua de un poblees la que es i aixo es deu de respetar per damunt de tot. Els nostres fills, chiquets i chiquetes deuen de formarse en els coneiximents mes alts posibles, no mos olvidem que el saber es la clau de la llibertat, la llibertat es la clau per a no ser esclau.

 

Les mentires, el engany, les falsetats, i les batalletes, abundosament donades i escampades com a consignes en l´intent de convertir-les en dogmes de fé, falsejant i rebujant el veredicte de l´historia, donanles com a “Científic-ques”. Hi ha que deixar ben clar que les consignes i els comentaris deuen de estar argumentats, totes les consignes i els comentaris sense argumentació no deixen de ser mentires, les conte qui les conte. No mos olvidem que la base de la Ciència es la argumentació i no les dogmes de fé.

 

Recordem a-sí les paraules de Ortega i Gasset: “La antítesis de la Ciencia es el Dogmatismo”.

 

La historia, es la que es, i això no es pot camviar, per molt que alguns volgueren. Les coses son les que son i no lo que alguns volgueren que foren. 

 

No mos olviden que la veritat mai es pot amagar, ni cambiar i manco falsejar.

 

            Tornem a recordar aquell escritor Romà nomenat Cicerón de Oratore, que ven clar parlava i millor escribia.

 

História Vero Testis Temporum Lux Veritatis, Vita Memoriae, Magistra Vitae.

 

(La História es el Verdader Testig dels temps, la Llum de la veritat, el ànima de la memòria, la senyora de la Vida).

 

Vox Veritatis Non Tacent.

(La Veu de la Veritat Mai es Calla).

 

 

Deixem les coses clares ya esta be de mentires i de falsejar la historia, ¿tant costa i tant complicat es que se mos respete al poble valencia. Que se mos respete igual que nosatres respetem als de mes?.

 

Documents arreplegats i estructurats per Salvador Caurín.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COMO NACE CATALUÑA

Escrito por salvadorcaurin 30-05-2011 en General. Comentarios (12)


Hi ha qui diu que Catalunya ya existia en la época Romana en el nom de Catalonia. Ha tota eixa gent els diré que per ha parlar per dir algo sense trellat millor estar callats, ha eixa gent que tant parlen que sapien que per ha parlar primer ú es deu de documentar, perque per a parlar sense documentació mes val no parlar i manco batallejar. Ya esta be de mentires i de falsetat que san donat com consignes donades i abundosament escampades en l´intent de convertir-les en dogmes de fé, rebujant el veredicte de l´história.

 

Cataluña no existió como entidad unificada hasta 1521 cuando Carlos I nombró Virrey de Cataluña al Arzobispo de Tarragona, Don Pedro Folch de Cardona. Durante los siglos XII, XIII, y XIV en la actual Cataluña solo existía la Marca Hispánica que eran unos marquesados aragoneses y condados feudatarios de los Reyes francos hasta el Tratado de Corbeil en 1258 cuando pasan a feudatarios del rey de Aragón Jaime I). Hasta 1521 la actual Cataluña no existe documentada. 

 

El nombre de Cataluña se debe a la referencia del imperio franco de los Carolingios, dinastía derivada del matrimonio de los hijos de Arnulfo de Metz y Pipino el breve, ambos descritos por el historiador Fredegario como los señores más importantes de Austrasia. La familia consolidó su poder desde el segundo tercio del siglo VII.

 

Pipino repartió el reinado a su muerte en el año 768, entre sus hijos Carlos y Carlomán. Retirandose Carlomán a un monasterio y murió poco  tiempo después, dejando a su hermano como único Rey. Éste pasaría más tarde a ser conocido como Carlomagno, este Rey posteriormente se convertiría en una leyenda para la historia tanto de Francia como de Alemania. Carlomagno restableció un equilibrio de poder entre el emperador y el Papa. Debido a que el Papa de Roma Adriano I, le pidiera a Carlomán que conquistara los pueblos de los Lombardos ya que estos amenazaban al Papa de Roma. Esto hizo que Carlomán sometiera a los pueblos Lombardos y continuara su expedición de conquista contra los Sajones de la Peninsula Danesa, pueblo guerrero de gran espíritu de independencia y no cristianizado, que le ofrecieron heroica resistencia. Tras numerosas compañas, en el año 785 los sajones fueron sometidos por Carlomagno, aceptando el bautismo y a ser gobernados por él.

 

Carlomagno, en latín, Carolus Magnus, “Carlos el Grande”, (742 - 814), Rey de los Francos (768 - 814) y emperador de los Romanos (800 - 814), condujo a sus ejercitos Francos a la victoria sobre otros numerosos pueblos, y estableció su dominio en la mayor parte de Europa central y Occidental. Fue el Rey más influyente en Europa durante la Edad Media. Carlomagno nació el 2 de abril del año 142, en Aquisgrán (Aix-La-Chapelle, en la actual Francia), hijo del Rey Franco Pipino el Breve y nieto de Carlos Martel. En el año 751 Pipino destronó al último rey Merovingo y asumió el Título Real. Fue coronado por el Papa Esteban II en el 754. al lado del ya consagrado Pipino, el Papa Esteban ungió a Carlomagno y a su hermano menor, Carlomán. Ese mismo año, Pipino invadió Italia para proteger al Papa de los Lombardos, que amenazarón de muerte al Papa, y en el 756 de nuevo tuvo que acudir en ayuda del Papa. Desde el 760 los principales esfuerzos militares de Pipino se centraron en la conquista de Aquitania, esto es, las tierras al sur del río Loira. Carlomagno acompañó a su padre en la mayoría de las campañas militares. Cuando Pipino murió en el año 768, su Reino fue repartido entre sus dos hijos, Carlos y Carlomán. Retirandose Carlomán a un monasterio y murió poco  tiempo después, en el 771 repentinamente. Su hermano Carlos se apoderó de su Reino como único Rey, pero los herederos de Carlomán buscaron refujio en la corte de Desiderio. El Rey Carlos se proclamó poco después como Carlomagno. Carlomagno buscó una alianza con los Lombardos al casarse en el 770 con la hija de su Rey Desiderio (que reinó entre el 757 y el 774). Poco después Carlomagno repudió a su esposa y el Rey Desiderio dejó de ser su aliado. En el año 772, cuando el Papa Adriano I pidió la ayuda de Carlomagno contra Desiderio por las amenazas de muerte sufridas por los Lombardos, el Rey Franco Carlomagno invadió Italia, derrotando a su antiguo suegro en el 774 sometiendo a los pueblos Lombardos, a sumió el Título Real de los Lombardos. Entonces viajó a Roma y reafirmó la promesa de su padre de proteger las tierras Papales, restableciendo así un equilibrió de poder entre el emperador y el Papa. Carlomagno animado por su éxito en Italia, se enbarcó en el año 772, en una campaña militar para conquistar y cristianizar a los Sajones, esta campaña se llevo en el propio territorio Sajón en la Peninsula Danesa, Carlomagno combatió las furiosas incursiones de los Sajones, esta campaña tuvo algún éxito al principio pero se prolongó durante treita años, hasta el 775. En el año 775 se unió con el Noble Franco Carlos Martel, quien freno a los Musulmanes de la Penisnsula Iberica que penetraron en la Galia en la batalla de Poitiers en el año 732. Carlomagno y el Noble Carlos Martel iniciaron  una serie de campañas militares contra los Musulmanes de la Península Iberica, las cuales todas fracasarón. Tal y como queda redactado en los documentos del Codex Calixtinus.

 

Estos sangrientos enfrentamientos quedan reflejados en los documentos historicos cuando Carlomagno y su primer General Roldand, se enfrentaron con los Musulmanes de la Peninsula Iberica donde sufrió su mayor derrota historica en la famosa batalla de Roncesvalles a manos de los Musulmanes de Hispánia, esta derrota generaría el famoso cantar de gesta sobre Roland o conocido en Hispánia como Roldán.

 

En el año 777 el Califa Solimán el Arabí Califa de Zaragoza, que se ve amenazado por el Emir Abderramán I que pretende apoderarse de Zaragoza y Solimán el Arabí por sí solo ve difícil enfrentarse con éxito al Emir Abderramán I, solicita el apoyo del Rey Franco Carlomagno, que acepta de imediato el auxilio de Solimán el Arabí, a cambio de firmar un pacto de marcar los territorios del Rey Franco Carlomagno y del Imperio de Al-Andalus de Hispania. Este pacto lo pide el Rey Franco Carlomagno con el pretexto de ensanchar sus dominios en la Penisnsula Iberica, al otro lado de la cordillera Pirenaica, y a demás crear una serie de fortalezas militares con el fín de frenar el abance Musulman, apartando a los Musulmanes de Hispania de las fronteras del Imperio Carolingio, ya que todos los intentos de penetrar en la Peninsula Iberica hasta ese momento habian sido un autentico fracaso.

 

Aprovechando Carlomagno el pacto con el Califa Solimán el Arabí, que firmaron ambos en el año 777, Carlomagno Rey de los Francos conquista a los Musulmanes en la Península Ibérica, Gerona, Barcelona, Urgell, Besalú, Conflent, los Valles y todos los demás Condados. Esta enpresa militar le lleva al Rey Carlomagno desde el año 785 hasta el 801. En el año 801 Carlomagno crea la Marca Hispánica. Ejerciendo allí su control de Rey. De esta forma Carlomagno consigió ampliar el Imperio Carolingio al otro lado de los Pirineos.  

 

En el año 788 Carlomagno sometió a los bárvaros a su poder Imperial, y entre los años 791 y 796 Carlomagno y su ejército de Francos conquistarón el territorio de los Ávalos (que en términos generales corresponden a las actuales ciudades de Hungría y Austria). Carlomagno estableció de este modo el dominio Franco sobre muchos otros pueblos, Carlomagno había construido de hecho un Imperio y se había convertido en un Emparador. Unicamente le faltaba el adoptar el Título de Rey. El día de Navidad del año 800, Carlomagno se arrodilló ante el Papa en la basílica de San Pedro en Roma. El Papa León III colocó sobre su cabeza una Corona y la gente reunida en la iglesia le aclamó como el gran y pacífico Emperador de los Romanos. El biógrafo de Carlomagno, Eginardo, relata que el Rey quedó sorprendido por esta coronación y que si él hubiera sabido con antelación lo que en la realidad ocurrió no habría entrado en la iglesia aquel día.  Esta información ha sido objeto de muchas especulaciones entre los historiadores. Probablemente Carlomagno deseaba y esperaba obtener el Título Imperial, que posteriormente utilizó. En el año 814 designó a su sucesor al único hijo que le quedaba, Luis, que pasó a ser conocido como Luis I el Piadoso o Ludovino Pío, y Carlomagno lo cornó personalmente.

 

La Administración de Carlomagno estableció una capital regia más duradera de lo que había sido la de sus precesores. Su residencia preferida se situó en Aquisgrán desde el año 794. Allí había construido una iglesia y un gran palacio,  basado en gran parte en las influencias arquitectónicas tomadas de Revena y de Roma. Dandose cuenta de la gran ignorancia que existia en su Reino, en su palacio reunió a los eruditos de toda Europa, el más famoso de los cuales fue el clérigo ingles Alcuino de York, al que puso a cargo de las escuelas palatinas. La administración del Imperio Carolingio fue confiada a unos 250 administradores reales denominados Condes. Estos Condes eran elegidos a dedo por el propio Rey, y él era el soberano (Dominus) absoluto de los Condes, de los ejercitos, de los territorios y de las gentes que ellas vivieran. Carlomagno emitió cientos de decretos, llamados capitales, tratando un amplio abanico de asuntos, desde cuestiones jurídicas y militares hasta cuestiones relativas a monasterios, a la educación y a la gestión de dominios Imperiales. El Imperio Carolingio no se amplió después del año 800; de hecho, ya en la década del año 790 las costas y los valles ribereños sufrieron las primeras y temiles incursiciones de los Vikingos. Carlomagno ordenó una especial vigilancia en cada puerto de su Imperio, pero con escasa efectividad. Carlomagno murió antes de que la completa y destructiva fuerza de los Vikingos se desatara sobre el Imperio Carolingio.

 

Bibliografia:

 

            Rosamond Mcktterick. Charlemagne: The Formation of a European Identity. Cambridge, UK: Cambrige University 2008.

            Riché, Pierre. The Carolingians: A Family Who Forged Europe. University of Pennylvania. ISBN 0-8122-1342-4.

            Eginardo. Vida de Carlomagno. Trans.Samuel Epes Turner. Ann Arbor: University of Michigan. 1880 – 1960. ISBN: 0-472-06035 – X.

            Oman, Charles. The Dark Ages, Universyti Londres 1914. ISBN 476-918 (6º Edición).

Painter, Sidney. A History of Middle Ages, University NuevaYork 1953.

Santosuosso, Antonio. Barbariasns, Maraudes, and Infidels: The Woys of Medieval Warfare. ISBN 0-8133-9153-9.

 

En lo que respecta a la Marca Hispánica fue gobernada por Carlomagno desde el año 801, continuando su gobierno, los descendientes de Carlomagno, desde su único hijo, Luis I hasta Luis IX en el año 1253, en el Tratado de Corbeil. Tras este Tratado, los Condados que forman la Marca Hispánica pasan a ser feudatarios del Rey de Aragón.

 

En el año 814, Cesión de la Marca Hispanica al Reino Franco Carolingios, por el Papa.

 

Según describe el Catedratico en Filologia e Historia José Vicente Goméz Bayarri. Este prestigioso profesor describe en su libro la Valencia Medieval en el capitulo 1º Transición y efervescencia siglo VIII - X. redacta textualmente:

 

En La Marca Hispánica, generalmente la población conquistada aceptó a los nuevos dominadores con escasa resistencia y en algunos casos mejorando su situación en comparación con la que tenían bajo el mandato de los gobernantes Hispano Visigodos y la de los Musulmanes. Carlomagno organizó la Marca Hispanica, implantando nuevas normas administrativas, politicas, sociales, militares y eclesiásticas carolingia, intentando borrar tanto las leyes como las diferencias entre las poblaciones Cristianas, Árabes y Beréberes, fomentando el matrimonio entre los conquistadores francos con las nativas cristianas, árabes y beréberes. Con esta acción tan significativa generando así la primera singularidad que diferencia a los Condados de la Marca Hispanica (actual Cataluña), de las tierras de Sarq Al-Andalus, en cuyos límites estará ubicado el Regnum Valentiae (Reino Valenciano). Estas trascendentales repercusiones conllevaban a un cambio etnico y cultural junto a la concepción feudalista que imperaba entre los francos. Resulta evidente que los escasos sarracenos tanto árabes y beréberes que ocuparón durante unos veite años tanto el Condado de Barcelona y los demas Condados que forman la Marca Hispanica La actual Cataluña, no tuvieron tiempo suficiente de  dejar, prácticamente, descendencia etnica y cultural.

 

La población Romano-Visigoda que habitaba las tierras de los Condados que formavan la Marca Hispanica incorporadas al Imperio Carolingio, a quien considerarón como el libertador, aceptaron sin reparo las nuevas leyes Carolingias al igual que los matrimonios de los nativos de la Marca Hispanica con los francos. Esto marcaria una fuerte influencia Carolingia por la dependencia cultural y religiosa de los centros ubicados en tierras francesas.   

 

Según el Historiador R. D`Abadal describe que los Hispano Francos de la Marca Hispanica respetando el Tratado firmado por Carlomagno y el Califa Solimán el Arabí, firmado en el año 777, que tanto el dominio sarraceno como el franco se limitaron al mantenimiento de una superestructura, dándose un claro sentimiento de hermandad.

 

El profesor F. Codera documenta que los árabes de Al-Andalus denominaban “Ifrang” (Francia) a la zona del noreste de la peninsula Iberica es decir la Marca Hispanica, y que los musulmanes respetando el tratado no traspasaro, prácticamente, las tierras del Montsec.

 

Según los profesores R. D’Abadal, F. Codera, afirman que tras esta combinación etnica creada en los Condados de la Marca Hispanica del 801, crearian una combinación de cultura Hispano Francesa y desarrollarian un mosaico de dialectos del Provenzal. De esta misma opinión son un sinfín de Catedraticos en Historia y en Filologia, como son Marti de Riquer, Badia i Margarit como demuestran en sus respectivas obras, Marti de Riquer en su Historia de la Literatura Catalana y Badia i Margarit en su Grámatica Histórica Catalana obra publicada en el 1952. De esta misma opinión era también el Padre Batllorí, Catedrático de Historia y Filología, reconocido internacionalmente como uno de los más grandes Filólogos de las Lenguas Romances. Como también era de la misma opinión el Catedrático y Profesor Alemán en Historia y Filología Frederick Diez, que es considerado Mundialmente como el Padre de la Gramática Comparada y reconocido internacionalmente como el más grande Romanístico de la Historia Románica de los últimos tiempos, como también compartía la misma opinión el Catedrático y profesor Antonio Ubieto Arteta, Pier Fouché, Kaufmán, J. Adwiger, J. Entwistle, J. Saröchandy, B. Weiss, Menéndez y Pelayo, Menéndez Pidal, P. Fullana, Ourella de Lerma, Luca de Tena, A. Gabanes, Mª Teresa Puerto Ferrer, Vicent LL. Simó Santonja, Mª Desamparados Cabanes Peucourt,  al igual que un sin fin de Filólogos e Historiadores en lenguas Romances de todo el mundo.

 

Dialectos del Provenzal:

 

  * Creissent      * Bais Auvemhat    * Lemosin          *Auvemhat

* Brageiragués  * Vivaroaupenc      * Gavaldanés     * Cisalpin  

 * Legadocian    * Gascon                 * Tolosenc         * Nissard

* Mompelhierenc    * Provençau      * Flamand          * Wallon

 * Chlimi                * Picard                * Cauchois         * Normand

* Jersiais                * Bretan              * Gallo               * Angevin

* Orléanais             * Champenois      * Lorrain           * Francique

* Alsacien               * Tourageau         * Berrichon       * Franccomtois

* Bourguignon        * Poitevin             * Saintongeais   * Forécien

* Jurassien              * Romand            * Lyonnais         * Savoyard

* Dauphinois            * Auvergnat        * Provençal-Alpin  *Béamais

*Basque                   * Langaedocian   * Barseloni o Catalán   * Corse

 

Por lo tanto, si obserbamos la documentación historica, se puede afirmar rotundamente y sin margen de eror que. Durante los siglos XII, XIII, y XIV en la actual Cataluña solo existía la Marca Hispánica que eran unos marquesados aragoneses y condados feudatarios de los Reyes francos hasta el Tratado de Corbeil en 1258 cuando pasan a ser feudatarios del rey de Aragón).

 

Y no es hasta el año 1521 cuando la antigua Marca Hispanica, osea el territorio Carolingio al sur de los Pirineos pasa a ser nombrada como Cataluña, por lo que el Rey Carlos I en el año 1521 nombró Virrey de este territorio Carolingio, actual Cataluña, al Arzobispo de Tortosa, a Don Pedro Folch de Cardona. Por lo que hasta este momento la actual Cataluña no existe documentada.   

 

Por lo que en todo este periodo de tiempo el Catalan no existe como lengua, ya que Cataluña no existe ni como estado ni como estructura politico administrativa hasta el año 1521 cuando el Rey Carlos I nombró Virrey de este territorio Carolingio, como Cataluña, al Arzobispo de Tortosa, a Don Pedro Folch de Cardona. Por lo que en estos Condados tan solo exitia  un mosaico de dialectos del Provenzal.

 

Como se pueden obserbar no existe documento alguno ni mapas de los años 1200, 1210, 1235, 1258, 1300 etc, que aparezca documentada Cataluña, estos mapas se encuentan en el Archivo Nacional de París. Al igual que los documentos que firman el Rey de Aragón Jaime I y el Rey de Francia Luis IX en el año 1253, documento denominado Tratado de Corbeil, en ninguno de ambos documentos históricos aparece para nada el nombre de Cataluña, ya que Cataluña no existia ni como Estado, ni tampoco como Nación, ya que en esta época Cataluna ni siquiera existía como institución juríco administrativa ni política ni tampoco geográfica, tal y como quedan demostrados en todos los Documentos Historicos. Ya que tansolo eran un conjunto de Condados autónomos, bajo soberanía Francesa. Prueba de ello se tiene cuando el propio Rey Luis IX Rey de Francia, en el Tratado de Corbeil en 1258 describe textualmente que él es Dominus de tierras y personas de los Condados de Barcelona, Urgell, Besalú, Conflent, Gerona y los demás Condados. Al igual que no existe documentación alguna, ni libro de história de estos años de referencia que describan la existencia de Cataluña. Por lo que si Cataluña no exitia en estos años difícilmente podian traer nada en el año 1238 al Reino de Valencia.

 

Dejemos las cosas claras, basandonos en los hechos documentados según los grandes Historiadores Medievales como es el caso del Profesor Antonio Ubieto Arteta, Catedratico de Historia Medieval.

 

Declaraciones hechas según el Catedrático en Historia Medieval  Antonio Ubieto Arteta, en el Reino Moro de Valencia no hubo conquista alguna, sino que naturalmente un pacto, se consigna en las Capitulaciones de Ruzafa. Los cristianos se asentaron en el Puig y practicaban la política de destrucción de cosechas, intimidación por hambre. Según la mentalidad musulmana no se podía rendir una ciudad sin lucha, aunque todos sabían perfectamente que una ciudad con esas defensas era inexpugnable. El Rey moro pacta con don Jaime y envía emisarios a pedir ayuda al Islam, emisarios que don Jaime se compromete a ayudar y proteger, y hay un plazo de tres meses. Si en este tiempo el Islam enviara ayuda a Valencia, entonces se concertarían el día y la hora de la batalla. Se trataba de una auténtica campaña entre caballeros y el que ganase sería el dueño de Valencia. Solo contesta a la llamada el Rey de Túnez, que envió una escuadra que fondeó en el Grao, pero que no intervino para nada. Desde el punto de vista del Rey moro de Valencia, había sido el Islam, y no él, quien rendía la ciudad, y firmó las Capitulaciones de Ruzafa, por las que se comprometía a desalojar la ciudad en ocho días y don Jaime le ayudaría hasta llegar a territorio musulmán y solo podrían llevarse lo que pudieran transportar personalmente. Resulta que muchas personas metían sus pertenencias en unos grandes pañuelos (joyas, comida, etc.) y es muy posible que parta de ahí la tradición del regalo en el pañuelo en la fiesta de San Dionís.

 

En el Reino moro de Valencia no hubo expulsión alguna, en la firma de las Capitulaciones de Ruzafa se respetaron a los habitantes, sus constumbres y por supuesto su religión. Prueba de ello que el propio Rey Moro Zaiyan-Abu-Zeit se convirtió al Cristianismo y paso a ser basallo del rey Jaime I.

 

Se está entrando y saliendo de Valencia a partir de la tarde del 29 de septiembre. El 9 de octubre fue la solemnidad, pero a partir del 29 de septiembre ya no tenía importancia entrar o salir de Valencia, por que Valencia era ya una ciudad abierta.

 

 

Salvador Caurin